Prácticas Narrativas

Prácticas Narrativas para hablar de nuestros territorios

En tiempos de extractivismo, despojo y devastación, narrar nuestras luchas de defensa territorial de maneras preferidas, se vuelve fundamental no solo para resistir, sino para seguir existiendo.

En los territorios por los cuales luchamos, sabemos de la importancia de los relatos. Siempre lo hemos sabido. Reconocemos el valor de la palabra, la platicada, lo que se cuenta en las cocinas de las casas, lo que nos cuentan los abuelos, lo que nos cuentan las abuelas. Seguimos aquí, gracias a los relatos que nos han sostenido.

Desde las prácticas narrativas, reconocemos este valor ancestral de los relatos. Creemos que la manera en la cual una persona, grupo, comunidad, territorio, narra su historia, tiene efectos en su capacidad de habitarla. La manera en la que narramos nuestra historia, contribuye con cultivar las vidas que necesitamos y queremos crear.

Las historias importan. Sin embargo, no todas las historias tienen el mismo espacio de existir. Hay historias que son narradas desde el Poder y tienen mucho espacio: el Desarrollo, dice que sabe lo que tendría que suceder en nuestros territorios para “progresar”. Sabemos que eso no es lo que necesitamos.

Las prácticas narrativas buscan que NOS narremos como personas, grupos y comunidades en lucha, organización y resistencia, desde quienes hacemos las luchas. Así, en conversaciones entre personas defensoras del territorio nos preguntamos:

¿De qué territorio venimos?

​¿Por qué nuestro territorio es importante?​

¿Qué intenciones, sueños, deseos y esperanzas tenemos para nuestro territorio?

¿Qué sueños tiene nuestro territorio para nuestro futuro?

¿Qué semillitas hemos sembrado en esta lucha?

¿Qué hemos cosechado en esta lucha?

¿Si nuestro territorio nos aconsejara en esta lucha, qué nos diría?

Recuperamos así la potencia de narrarnos a nosotrxs mismxs de maneras que nos fortalezcan. De esta manera, las conversaciones sembradas por las prácticas narrativas, quieren florecer en luchas que nos sigan sosteniendo y nos permitan re(x)istir.

Este texto, así como las conversaciones desde las que tomó forma la campaña de La Sandía Digital Juntas logramos más, y los ejercicios de esta sección fueron diseñadas por Andrea Ortega del Colectivo de Prácticas Narrativas. Los ejercicios fueron creados para grupos de mujeres, pero pueden adaptarse para grupos mixtos.

Descarga aquí la serie de ejercicios >>>